jueves, 3 de diciembre de 2009

El régimen lo sabía...


El diputado Ismael García denuncia que existe un informe en el que se indica que desde junio de 2009 se conocía una irregularidad en los bancos intervenidos.

Este es el informe:


El diputado Ismael García denunció ante la Comisión de Finanzas la existencia de un informe de la Disip, con fecha de junio de este año, en el que se hace referencia a un autofinanciamiento por parte de los miembros de la junta directiva de los bancos Confederado, Bolívar y Banpro.

“La comisión debe declararse en emergencia, porque con este informe se evidencia que la situación irregular de los bancos estaba en pleno conocimiento”, dijo.

Por su parte, la Comisión de Finanzas de la AN investigará la intervención de las cuatro instituciones intervenidas. La subcomisión estará integrada por los diputados Sanguino, Rafick Souki, Simón Calzadilla, Simón Escalona, Luis Díaz, Elvis Amoroso e Ismael García.

TalCual

http://megaresistencia.com/megaresistencia/foro/viewtopic.php?f=1&t=34161



Explique, presidente


En septiembre de este año, TalCual publicó una información según la cual, por decisión del gobierno, los pagos que debían hacer los usuarios de servicios notariales y registrales, tenían que efectuarse solamente en cinco bancos: cuatro de ellos estatales y uno solo privado. ¿Adivina el lector qué banco privado gozaba de esta manguangua? Si pensó en el Canarias, la pegó. Ahora bien, ¿de quién dependen notarías y registros? Tenemos entendido que del Ministerio del Interior y Justicia, cuyo titular es el joven Tareck El Aissami.

Si la investigación de este escandaloso atraco a la Nación fuera algo serio, el Presidente debería comenzar por preguntar a su ministro del Interior si el responsable de la jugada fue él mismo y, en ese caso, qué razones lo movieron para otorgar al Banco Canarias tamaño privilegio.

Hay una cuestión adicional.

Los ministros están obligados a presentar al Presidente los llamados "puntos de cuenta", que no son otra cosa que una enumeración de las disposiciones que pretenden tomar, para las cuales el Presidente debe dar su "visto bueno". ¿Presentó El Aissami este punto de cuenta al Presidente? Si lo hizo, ¿al Presidente no le llamó la atención esa protuberante anomalía? También cabe la posibilidad de que en este gobierno, donde el Presidente sólo se reúne con sus ministros para los shows dominicales y los asuntos cotidianos los lleva el vicepresidente Carrizález, haya sido éste quien tomara nota del tema Canarias, para aprobarlo. En todo caso, en el Alto Gobierno nadie puede decir que Fernández actuaba a sus espaldas. Todo lo hacía a la luz del sol de Miraflores.

Tan cierto es esto, que hace a l g u n o s meses, en una empresa procesadora de aluminio, con sede en Guacara, Alucasa, en la cual el Estado tiene el 51% de las acciones, su presidente, para la época un señor Henry Mijares, solicitó de la directiva autorización para abrir una cuenta de la empresa en el Banco Confederado, casualmente también propiedad del señor Fernández Barrueco; a la pregunta de un directivo de por qué, si la empresa está en Carabobo, debía abrirse una cuenta en un banco localizado en Margarita, el señor Mijares respondió textualmente, que se trataba de "una orden del presidente Chávez".

¿Mintió el señor Mijares, quien estaría guisando por su cuenta y se escudó en Chacumbele, o, simplemente, se limitó a cuadrarse ante una de esas llamadas de Miraflores que no podía darse el lujo de desatender? Visto el desarrollo de los acontecimientos, existen razones para pensar que se trata de lo segundo. ¿Tendría la amabilidad el Señor Presidente de explicarle a sus conciudadanos, tanto a los de franela roja como a los que lo adversan, qué razones patrióticas lo movieron para ordenarle a una empresa del Estado que abriera una cuenta en el Banco Confederado, perteneciente al boliburgués que hoy tiene preso en la Disip y alto pana del señor Adán Chávez Frías?

Teodoro Petkoff - Editorial TalCual







Blyde y Pérez Vivas afirman que ataques fueron ordenados por Chávez

Tanto el alcalde de Baruta como el gobernador de Táchira señalaron que las acciones ocurridas el martes en la Asamblea Nacional son producto del discurso agresivo y violento emanado desde Miraflores.

Aún el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, lleva en el cuerpo las huellas de los golpes y la cortadura en la ceja que le dejaron las agresiones de las que fue víctima el martes en la sede del Poder Legislativo.

Para Blyde, que ya está integrado a su despacho, las acciones que se desencadenaron cuando junto a una comitiva de dirigentes políticos se acercó hasta la Asamblea Nacional para pedir un incremento en el presupuesto de 2010 del estado Miranda, son producto de una "discurso agesivo y violento" emanado por el presidente Hugo Chávez.

El alcalde indicó que los hechos no fueron aislados ni espontáneos y confirmó que, frente al grupo de agresores, estaba Freddy Bernal, dirigente del PSUV y ex alcalde de Libertador.

El político afirmó que las bases del chavismo no están de acuerdo con estas acciones y las adjudicó a grupos que se movilizan con el fin de agredir a quienes difieren del Ejecutivo.

Otro de los afectados, el gobernador del Táchira, César Pérez Vivas, aseguró que la violencia es una política de Estado, cuyo autor es Hugo Chávez.

"Esta es la línea del Presidente, él los estumula", apuntó quien ayer recibiera un golpe en el pectoral izquierdo.

Pérez Vivas reclamó, además, que en el "bochornoso incidente" no hubo "protección seria" por parte de la Guardia Nacional, cuerpo que había desplegado cientos de efectivos en las inmediaciones del Palacio Legislativo durante el mediodía del martes.

Lorena Meléndez G.
El Nacional